Se podría decir que la noche y el día son los grandes protagonistas de este apartamento, ya que en todas las estancias predominan los conocidos como “no colores” el blanco y el negro. Su combinación representa las dos fuerzas opuestas y complementarias que se encuentran en todas las cosas, además de ser símbolo de armonía y equilibrio.

En pleno corazón de Madrid, en la mítica y conocida Gran Vía madrileña, los propietaris han restaurado y decorado de forma integral este bonito apartamento, Gran Vía Premium I, con capacidad para dos personas.

Un proyecto realizado con mucha ilusión y con un resultado muy favorecedor.

Se podría decir que la noche y el día son los grandes protagonistas de este apartamento, ya que en todas las estancias predominan los conocidos como “no colores” el blanco y el negro. Su combinación representa las dos fuerzas opuestas y complementarias que se encuentran en todas las cosas, además de ser símbolo de armonía y equilibrio.

En sus 55m2 muy bien aprovechados, podemos encontrar un salón-comedor con cocina integrada, una habitación doble y un baño completo donde la decoración juega siempre con la misma gama cromática.

Todos los objetos del apartamento, llenos de diseño y buen gusto, la intensidad de la luz, los más mínimos detalles tanto de la cocina y del baño, quieren reflejar una sensación. Una sensación que evoca a sentirse bien y en equilibrio.

Ubicado en una de las zonas más emblemáticas de Madrid, convierte esta localización en el emplazamiento ideal para aquel cliente deseoso de conocer de primera mano la historia, el arte y la amplia oferta ocio-cultural de Madrid.  Junto al barrio de La Latina y Huertas está cerca de todo lo que se debe visitar sin coger el coche: El triángulo del Arte, La Puerta del Sol o la Catedral de la Almudena ¡La mayor oferta de ocio y compras de la ciudad!